Skip navigation

Ayuda a protegerte contra las bacterias y los virus transportados por el aire

  • Escrito por: TruSens


Las bacterias y los virus se transmiten muchas veces a través del aire, que los dispersa por los espacios cerrados y contagia enfermedades comunes como resfriados, gripe, amigdalitis o bronquitis. Los purificadores de aire TruSens ayudan a eliminar estos contaminantes al hacer circular el aire a través de un filtro HEPA que captura pequeñas partículas. Dado que, por motivos de climatización y seguridad, las casas son espacios cerrados, un purificador de aire proporciona una solución para ayudar a reducir los contaminantes en el aire que se encuentran en el interior.

Síntomas del resfriado común y la gripe

Resfriado:

  • Escurrimiento nasal
  • Estornudos
  • Congestión
  • Fiebre
  • Tos
  • Escalofríos
  • Dolor de articulaciones
  • Fatiga

Gripe:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor muscular
  • Tos
  • Congestión
  • Dolores de cabeza
  • Fatiga
  • Escurrimiento nasal

¿Cómo se dispersan?

Los virus y las bacterias se dispersan cuando la persona enferma tose o estornuda, lo que provoca que los contaminantes infecciosos salgan despedidos. Estos contaminantes también pueden estar presentes en cualquier objeto que haya tocado, por ejemplo las manijas de las puertas, teléfonos, teclados o cubiertos. Si te tocas la nariz, la boca o los ojos después de haber entrado en contacto con un objeto infectado podrías contagiarte y contribuir a la dispersión del virus.

TruSens fomenta un ambiente más saludable

Es importante tomar medidas preventivas para evitar la propagación de las bacterias y los virus transportados por el aire. TruSens fomenta un ambiente saludable al disminuir el número de bacterias y virus que se dispersan por el aire en tu casa o en tu oficina. Con el flujo de aire patentado PureDirect, TruSens hace que el aire circule por toda la habitación, sin espacios muertos donde podrían multiplicarse las bacterias y los virus transportados por el aire.

El filtro HEPA DuPont™ atrapa partículas muy pequeñas, incluso de 0,3 micras. Esto ayuda a que sea menos probable que las bacterias y los virus transportados por el aire vayan a parar a tus pulmones cada vez que respiras. La bombilla de rayos UV ayuda a reducir el efecto negativo de estos microorganismos al dejarlos inactivos. Los microorganismos transportados por el aire quedan atrapados en los filtros y podrían multiplicarse y provocar malos olores si no se tratan. La luz ultravioleta ayuda a reducir los efectos negativos de estos microorganismos al dejarlos inactivos. Cuando las bacterias y los virus transportados por el aire, así como los organismos unicelulares se exponen a las longitudes de onda germicidas de la luz UV pierden la capacidad de reproducirse e infectar. Integrar en tu vida diaria un purificador TruSens es dar un paso en la dirección correcta para vivir en un hogar más saludable.