Skip navigation
Sugerencias
  • Sin Sugerencias

Alergias de otoño? El moho podría ser el culpable

  • Redactado por: TruSens

Cuando el verano llega a su fin y las hojas de los árboles adoptan tonos otoñales, muchas personas presentan episodios de estornudos, respirar con dificultad y sentir picazón en la garganta, son indicadores todos ellos que la temporada otoñal de alergias ha llegado. Para empeorar las cosas, hay indicios de que el cambio climático está provocando que el otoño empiece antes y se prolongue. En Estados Unidos, la ambrosía y el moho son dos de los principales culpables, especialmente cuando el tiempo es seco. El viento puede transportar el polen de ambrosías, gramíneas y árboles hasta 160 kilómetros de distancia, mientras que el moho prospera en las hojas secas y la hierba. 

Quiero saber más  

La ambrocia es un alérgeno común en aproximadamente 40 especies de plantas herbáceas de la familia Ateracae. Las plantas de ambrocia generalmente liberan polen a fines del verano y principios del otoño alcanzando su punto máximo en el mes de Septiembre. El polen de la ambrocia puede causar rinitis, que actualmente afecta a más de 23 millones de estadounidenses y que también puede ser desencadenante del síndrome de alergia oral (OAS). Las personas que que sufren OAS pueden desarrollar síntomas como comenzón en la boca, lengua y garganta.

El moho es otro de los reincidentes y puede vivir dentro y fuera de casa. Crece en cualquier sitio donde haya agua, especialmente en los baños y los rincones húmedos del hogar. En el exterior, el moho aparece en los montones de hojas muertas y en la materia vegetal en descomposición, que libera las esporas al ambiente. Por todo ello, el otoño puede ser una época especialmente complicada para las personas con sensibilidad al moho. 

Combatir los alérgenos 

Los alérgenos otoñales pueden ser muy difíciles de evitar, no importa en qué parte del mundo vivas, ya que están presentes en el aire que respiramos tanto dentro como fuera de las casas. Trata de reducir al mínimo la exposición a alérgenos exteriores cerrando las ventanas y las puertas tanto como sea posible.  Utiliza aplicaciones meteorológicas para seguir de cerca los niveles de moho y polen en tu localidad. Así podrás evitar permanecer en espacios exteriores cuando los niveles son altos. También resulta útil adoptar medidas complementarias que mejoren la calidad del aire dentro del hogar. Utilizar un sistema de control de la calidad del aire y un purificador de aire como los que ofrece TRUSENS puede ser de gran ayuda para mantener la calidad del aire ambiente dentro de unos límites aceptables.  Además, los equipos TRUSENS incluyen un filtro marca DuPont™ de 360° y una luz UV esterilizadora, ambos diseñados para atrapar y destruir la mayor parte de contaminantes del hogar.