Skip navigation
Suggestions
  • No Suggestions

Un purificador de aire que se enfoca en las alergias al polen.

  • Written by: TruSens

¿Tienes síntomas de alergia al polen? Blinda tu casa frente a las alergias con un purificador de aire capaz de mantener limpio el aire de las habitaciones.

¿En qué consiste la alergia al polen?

El polen, una de las principales causas de alergia, es un polvo microscópico que producen las flores, los árboles y las gramíneas. La cantidad y el tipo de polen presente en el aire varían dependiendo de dónde vivas y puede aumentar exponencialmente en algunas estaciones del año. Si una persona tiene alergia a un tipo de polen, cuando lo inhala al respirar su sistema inmunitario desencadena una reacción alérgica.

Algunas plantas que suelen ocasionar alergias al polen:

  • Árboles: abedul, aliso, cedro, avellano, sauce, plátano, olivo, carpe
  • Gramíneas grama, cereales
  • Malas hierbas: ambrosía, ortiga, artemisa, cenizo, acedera

Síntomas comunes de la alergia al polen:

  • Ojos llorosos
  • Goteo nasal
  • Rinitis
  • Dolor de garganta
  • Tos
  • Dolor de cabeza
  • Asma
  • Aumento de la mucosidad

¿Cómo contribuyen los purificadores TruSens a eliminar los alérgenos presentes en el aire como el polen?

Aunque es imposible eliminar el 100 % de los alérgenos en las casas, TruSens reduce el número de partículas en suspensión y mejora la calidad del aire interior. El sistema HEPA es uno de los más utilizados para eliminar alérgenos del aire. TruSens aplica cuatro mecanismos de purificación del aire, uno de los cuales es un filtro HEPA DuPont™. Este filtro atrapa partículas muy pequeñas, de incluso 0,3 micras, entre ellas el polen.

TruSens también incorpora una tecnología remota basada en el sensor SensorPod, que mide con más precisión la calidad del aire de las habitaciones al estar situado lejos de la unidad. El sensor SensorPod se ubica en otro punto de la habitación, desde donde envía lecturas de la calidad del aire; el purificador reacciona a los datos recibidos y de esta manera el aire renovado se distribuye mejor por todo el espacio. Puedes colocar el sensor donde más lo necesites: sobre la mesa de la cocina, cerca de la cuna, en la mesita de noche, en la oficina... Si incorporas TruSens a tu rutina diaria, te ayudará a reducir la exposición a los alérgenos y a respirar mejor.