Skip navigation Skip navigation Skip to footer
Para ver el contenido específico de su ubicación, regrese al país o región que coincida con su ubicación.

Usar una chimenea o estufa de leña puede afectar la calidad de aire de espacios cerrados

  • marzo 26, 2019
  • Escrito por: TruSens

Air quality around your fireplace

Las temperaturas gélidas y las nevadas invitan a sentarse junto a la acogedora chimenea. Aunque el calor y el olor del fuego resulten relajantes, quizá no sepas que respirar el humo de la leña puede ser perjudicial para la salud.

El purificador Z-1000 se ha desarrollado para proyectar aire más limpio, ya sea en modo silencioso o turbo.  Esta maravilla de la tecnología no escatima en prestaciones: potente ventilador axial-centrífugo, tecnología PureDirect, modo de esterilización por rayos UV e indicadores independientes de sustitución del filtro de carbón/HEPA.

Las chimeneas y las estufas de leña liberan contaminantes al aire que respiras

Entre ellos partículas de humo que podrían afectar negativamente a la calidad del aire y a las personas alérgicas o asmáticas.

Teniendo en cuenta el potencial de contaminantes nocivos que se desprenden de las fuentes de calor, como las chimeneas, puede ser útil utilizar un purificador de aire con un monitor de calidad del aire independiente que mida la calidad del aire en la habitación. Los purificadores de aire TruSens con un monitor remoto de calidad del aire SensorPod miden las partículas contaminantes en su habitación y el purificador responde a las condiciones cambiantes de la calidad del aire en consecuencia. TruSens incluye un filtro DuPont 360 y luz UV-C para eliminar los contaminantes nocivos y proporcionar un aire más limpio.