Skip navigation Skip navigation Skip to footer
Para ver el contenido específico de su ubicación, regrese al país o región que coincida con su ubicación.

Guía de la alergia: Tipos y remedios caseros

Gray Decorative Line

Índice

Gray Decorative Line

ALERGIAS: QUÉ, QUIÉN, POR QUÉ

¿Qué es una alergia?

Una alergia es una respuesta hipersensible del sistema inmunológico a las sustancias que entran o entran en contacto con el cuerpo. Estas sustancias, comúnmente conocidas como alérgenos. El sistema inmunológico es responsable de defender el cuerpo contra las bacterias y los virus. Cuando reacciona a sustancias que normalmente no suponen una amenaza para el cuerpo humano, puede producirse una alergia.

¿Quiénes contraen alergias?

Las alergias pueden derivarse de un gen heredado o adquirirse por influencias ambientales. El tipo y la gravedad de las alergias pueden depender de los genes, de las influencias ambientales o de la edad. De acuerdo con la Inmunología del Asma del Colegio Americano (ACAAI), los niños de 0 a 4 años de edad son los más propensos a tener alergias en la piel. También es posible desarrollar alergias en la edad adulta. Las alergias de inicio en la edad adulta pueden ocurrir debido a la exposición a nuevos alérgenos en el medio ambiente, antecedentes familiares y cambios en el sistema inmunológico. "Contrariamente a la creencia popular, los adultos sin antecedentes de alergias alimentarias pueden desarrollarlas inesperadamente". (Centro Médico de Texas)

¿Qué causa una reacción alérgica?

Una reacción alérgica se produce cuando las células del sistema inmunológico reaccionan de forma exagerada a los alérgenos. Las sustancias que suelen causar reacciones son el polen, los ácaros del polvo, las esporas de moho, la caspa de los animales domésticos, la comida, las picaduras de insectos y los medicamentos. No hay cura para las alergias, pero se pueden controlar con la prevención y el tratamiento. Mientras que algunas alergias son controlables, otras pueden ser graves y poner en peligro la vida. 

Little girl blowing her nose.

COMPLICACIONES

Alergias y Asma

Las alergias y el asma suelen ocurrir juntas. Las mismas sustancias que podrían desencadenar reacciones alérgicas como el polen, los ácaros del polvo, la caspa de animales y los alimentos, también pueden causar síntomas de asma. Esto se denomina asma alérgica o asma inducida por la alergia. Los síntomas comunes de las alergias y el asma son ojos llorosos y con picazón, estornudos, secreción nasal, congestión, garganta irritada, erupciones cutáneas y urticaria.

Alergias y Sinusitis

La sinusitis alérgica es una reacción a la exposición a inhalantes como el polvo, el polen, el humo y la caspa animal. Dependiendo de la gravedad, los síntomas de la sinusitis alérgica pueden incluir congestión nasal, picazón en los ojos, secreción nasal, dolor de garganta, dolor de cabeza, dolor facial y fiebre. La sinusitis puede ser aguda, con una duración de menos de cuatro semanas, o crónica, con una duración de más de tres semanas. La sinusitis crónica puede durar meses o años si no se trata.

¿Qué Sucede en la Anafilaxia?

La anafilaxia hace que el sistema inmunológico libere una gran cantidad de sustancias químicas que pueden provocar un shock. En la anafilaxia, la presión arterial baja repentinamente y las vías respiratorias se estrechan, bloqueando la respiración. Los signos y síntomas incluyen un pulso rápido y débil, erupción cutánea, náuseas y vómitos. Las causas comunes de la reacción anafiláctica son numerosas e incluyen medicamentos, cacahuetes, frutos secos, picaduras de insectos, pescado, mariscos y leche. Muchos casos son leves, pero si no se tratan inmediatamente, pueden dar lugar a complicaciones graves, e incluso pueden ser fatales. Puede ocurrir en segundos o minutos después de la exposición a algo a lo que se es alérgico. La anafilaxia requiere un tratamiento médico inmediato. Las personas con alergias o asma y con antecedentes familiares de anafilaxia corren un mayor riesgo de sufrirla.

Pólipos Nasales

Los pólipos nasales son crecimientos suaves, indoloros y no cancerosos en el revestimiento de los conductos o senos nasales. Sus síntomas incluyen escurrimiento nasal, congestión nasal, reducción del sentido del olfato y presión facial. Los pólipos nasales están relacionados con la inflamación crónica, el asma, la rinitis alérgica, las infecciones recurrentes, la sensibilidad a los medicamentos y ciertos trastornos inmunológicos. Los pólipos nasales suelen formar parte de una entidad crónica, pero no necesariamente evolucionan a una condición más grave con el tiempo. El tratamiento debe basarse en los problemas y síntomas específicos de los pacientes debidos a sus pólipos nasales.

Lea más sobre los síntomas de la alergia aquí.

The word pollen written on pollen-covered glass.

TIPOS DE ALERGIAS

Alergias Estacionales

Las alergias estacionales son el resultado de la exposición a sustancias transportadas por el aire que aparecen sólo en determinadas épocas del año. Las alergias estacionales afectan a millones de personas en todo el mundo a lo largo del año en cada estación, desde la primavera, el verano, el otoño y el invierno.  Dependiendo de los desencadenantes de la alergia y del lugar donde vive, puede experimentar alergias en más de una estación o durante todo el año. 

Lea más sobre las alergias estacionales aquí.

Alergias de Primavera

El polen de los árboles y las esporas de moho son responsables de la mayoría de las alergias estacionales de primavera. Pueden causar síntomas incómodos como secreción nasal, ojos llorosos, estornudos, tos, picazón en los ojos y la nariz, y ojeras debajo de los ojos. También pueden causar complicaciones como infecciones de los senos nasales y ataques de asma.

Alergias de verano

Según el Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología (ACAAI), los recuentos de polen tienden a ser altos durante la primavera y se disipan a principios del verano. Aunque las condiciones climáticas afectan a los diferentes tipos de polen en las horas punta. Los principales culpables de las alergias de verano son las picaduras de insectos, los pastos, las malas hierbas y el moho.  Los juegos de béisbol de verano pueden ser incluso una zona de peligro para los alérgicos al maní. Los síntomas de las alergias de verano son los mismos que los de las de primavera. Para prevenir las alergias de verano, mantenga las puertas y ventanas cerradas para controlar el aire interior con ventilación mecánica, como un purificador de aire.

Alergias de Otoño

El aire frío del otoño alberga irritantes que pueden ser igual de desagradables y provocar alergias a las caídas. El polen de ambrosía, el moho y los ácaros del polvo son grandes desencadenantes de alergias en el otoño. Los síntomas comunes incluyen picazón en los ojos, asma, garganta irritada, diarrea y alergias en la piel. Cuando la temporada está en su apogeo, es mejor quedarse en casa para evitar cualquier complicación. 

Alergias de Invierno

Los alérgenos como los ácaros del polvo, la caspa de animales, los excrementos de cucarachas y las partículas de polvo en el aire son peores en invierno, cuando hay menos ventilación. Algunos síntomas comunes de las alergias invernales son estornudos, congestión nasal, tos, goteo postnatal y picazón en los ojos y la garganta. Para minimizar la exposición a los alérgenos en invierno, puede utilizar un humidificador que puede ayudar a reducir la sequedad del aire. Limpie, desempolve y aspire su casa con regularidad y lave las sábanas semanalmente en agua caliente. Mantenga una higiene adecuada para evitar los desencadenantes de la alergia. 

Fiebre del Heno

La fiebre del heno, o rinitis alérgica, es causada por una respuesta alérgica a los alérgenos del exterior o del interior, como el polen, los ácaros del polvo y la caspa de los animales domésticos. Algunos síntomas comunes incluyen estornudos, congestión, tos, presión en los senos paranasales, ojos llorosos, picazón en la nariz, dolor de garganta y fatiga. La fiebre del heno tiene síntomas similares a los de un resfriado común. La fiebre del heno puede durar mientras se esté expuesto a los alérgenos.

Alergias al Polen

Decenas de millones de estadounidenses sufren síntomas de alergia causados por la exposición al polen de los árboles, la hierba y la maleza. El polen es uno de los desencadenantes más comunes de las alergias estacionales. Los pólenes que comúnmente causan alergias provienen de árboles, malezas y pastos. Los síntomas de la alergia al polen suelen incluir congestión nasal o secreción nasal, tos, picazón en la garganta o en los ojos, y piel hinchada y de color azulado debajo de los ojos. Los síntomas de la alergia se pueden controlar y pueden empeorar dependiendo de la estación y del tipo de alergia al polen que se tenga.

Alergia al Moho

Los síntomas de la alergia al moho son muy similares a los síntomas de otras alergias, como estornudos, tos y escamas en la piel. Las esporas de moho también pueden llegar a los pulmones y desencadenar el asma. Para prevenir o reducir una reacción alérgica al moho hay muchas medidas que se pueden tomar, como limitar la exposición al exterior, usar una mascarilla mientras se trabaja en el jardín, reducir la humedad interior, usar un limpiador de aire o un humidificador, y prestar atención a los lugares que son más susceptibles al moho.

Alergia a los ácaros del Polvo

Los síntomas de la alergia a los ácaros pueden incluir estornudos, secreción nasal o congestión nasal y picazón en los ojos. Si su alergia a los ácaros desencadena su asma, también puede experimentar opresión o dolor en el pecho, falta de aliento o dificultad para respirar. Algunas de las mejores maneras de prevenir las alergias a los ácaros del polvo son lavar las sábanas y mantas con agua caliente y, siempre que sea posible, evitar o sustituir las telas de la casa que les encantan a los ácaros del polvo, y cubrir los colchones y almohadas con fundas antipolvo. 

Alergia a las Mascotas

Las reacciones alérgicas a las mascotas incluyen la hinchazón de las membranas que recubren nuestros ojos y nariz, nariz tapada y ojos inflamados. Los alérgenos de los animales domésticos incluyen la orina, la saliva y la caspa (piel que se desprende de los animales). Si se observa que estos síntomas se producen en correlación con la exposición a un animal, es probable que se tenga una alergia a ellos. La mejor manera de evitar las alergias a los animales domésticos es evitarlos. Sin embargo, entendemos si usted todavía quiere tener un animal doméstico. En ese caso, hay tratamientos y mascotas hipoalergénicas disponibles. Aunque no existen razas verdaderamente hipoalergénicas de perros, gatos, pájaros y otros mamíferos, sí existen razas consideradas hipoalergénicas debido a su reducción en la cantidad de alérgenos producidos.

Doctor with a little girl and mother.

DIAGNÓSTICO Y PRUEBAS

Encontrar la Causa

Para determinar el problema de la alergia y determinar el tratamiento, el médico le hará preguntas sobre sus síntomas y hábitos. Encontrar la causa de las alergias ayuda a identificar los anticuerpos de la inmunoglobulina E (IgE) contra antígenos específicos o desencadenantes de la alergia. También se realizan varias pruebas para eliminar ciertos alérgenos de su entorno y reintroducirlos para ver si se produce una reacción. 

Pruebas Cutáneas Para la Alergia

Las pruebas de alergia en la piel consisten en exactamente lo que suena, pruebas de alergias usando la piel y observando los resultados en la piel de un individuo. Las pruebas cutáneas se hacen típicamente en el consultorio de un médico. Una enfermera generalmente administra la prueba y un médico interpreta los resultados. Una prueba de pinchazo en la piel comprueba si hay reacciones alérgicas inmediatas a hasta 50 sustancias diferentes a la vez. Esta prueba se realiza generalmente para identificar alergias al polen, al moho, a la caspa de mascotas, a los ácaros del polvo y a los alimentos. Con esta prueba, el área de la piel que se está analizando se limpia con alcohol y luego se pincha con una pequeña aguja con el alérgeno. La prueba de inyección en la piel utiliza una aguja para inyectar una pequeña cantidad de alérgenos en la piel para comprobar si hay una reacción alérgica en la(s) zona(s). En la prueba del parche no se utiliza una aguja como el pinchazo o la inyección cutánea. En su lugar, los alérgenos se adhieren al parche y se colocan en la piel. Por lo general, la prueba del parche tarda más tiempo en dar resultados que las otras dos pruebas. Algunas pruebas cutáneas requieren sólo de 15 a 25 minutos para obtener los resultados, mientras que otras toman más tiempo y necesitan dos visitas al médico. 

Análisis de Sangre Para las Alergias

Los análisis de sangre para la alergia detectan y miden el número de anticuerpos o IgE específicos de alérgenos en la sangre. Un aumento del nivel total de IgE indica que es probable que una persona tenga una o más alergias. Durante el análisis de sangre, un especialista en alergias tomará una muestra de sangre de una vena del brazo y la enviará a un laboratorio para su análisis. Los resultados se enviarán unos días después.    

TruSens Air Purifier on the floor next to a table.

TRATAMIENTOS Y CALIDAD DE VIDA

Medicamentos

La medicación es una de las formas de tratamiento de las alergias más discutidas. La mejor manera de prevenir los síntomas de la alergia es limitando la exposición. Sin embargo, puede haber circunstancias en las que los alérgenos sean inevitables y los síntomas de la alergia sean problemáticos o pongan en peligro la vida. Debe buscar atención médica para las alergias si está experimentando erupciones cutáneas graves, urticaria u otros síntomas de alergia. Los medicamentos para la alergia pueden ser de venta libre o con receta médica. Los especialistas en alergias recomendarán una medicación específica dependiendo de la gravedad y los síntomas de sus alergias. Los medicamentos comunes para la alergia incluyen antihistamínicos, corticoesteroides y descongestionantes, por nombrar algunos. Consulte a un médico, o más específicamente a un especialista en alergias para averiguar qué es lo mejor para usted y sus alergias.

Eliminar los Alérgenos de su Entorno

La prevención de los síntomas de la alergia puede permitirle reducir o eliminar la necesidad de tratamiento.  Dependiendo de sus alergias, puede haber soluciones para usted.

Humidificadores

Los humidificadores pueden ayudar a los que tienen congestión nasal o goteo postnasal. Es importante limpiar regularmente el humidificador para prevenir cualquier desarrollo de moho, que podría empeorar los síntomas.

Deshumidificadores

Para los que quieren reducir la humedad en su casa, un deshumidificador es una buena opción. Los deshumidificadores eliminan la humedad del aire y pueden proteger su casa de alérgenos, como el crecimiento de moho y los prósperos ácaros del polvo.  Los deshumidificadores pueden ser portátiles o para toda la casa, dependiendo de la extensión del área que se desee tratar.

Purificadores de Aire

Los ácaros del polvo, las esporas de moho, el polen y la caspa de mascotas en el aire dentro de su casa pueden causar síntomas si su familia tiene alergias o asma. Los purificadores de aire que utilizan la filtración de partículas de aire de alta eficiencia (HEPA), son capaces de capturar altos porcentajes de alérgenos, lo que ayuda a aliviar la alergia.

Mantener la Casa Limpia

Hay muchas maneras de mantener un hogar limpio y libre de alergias o reducido. Mantenga su casa limpia y sus alergias bajo control aspirando, despejando, lavando la ropa y manteniendo todas las áreas de su casa libres de polvo y moho. Asegúrese de usar una mascarilla cuando limpie para evitar irritaciones.  Una casa limpia puede ayudar mucho a prevenir las alergias.

Cama, Sofá y Almohadas

Mientras que se sabe que muchos alérgenos se adhieren a los tejidos, los ácaros del polvo son los más comunes. Cientos de miles de ácaros del polvo pueden vivir en la ropa de cama, colchones, muebles tapizados, alfombras o cortinas de su casa. Lave todas las sábanas, mantas, fundas de almohadas y fundas de sofá o cama con agua caliente para matar los ácaros del polvo y eliminar los alérgenos. También puede utilizar fundas a prueba de ácaros para reducir los síntomas relacionados con el asma. 

ATENCIÓN

Las alergias son comunes y no tienen consecuencias que pongan en peligro la vida de la mayoría de los individuos. Sin embargo, abarcan una amplia gama de síntomas y afecciones que las personas suelen pasar por alto. No existe una cura para las alergias, pero se pueden controlar y reducir mediante la evitación, los medicamentos y los cambios en el estilo de vida. Trabajar con su médico o alergólogo puede ayudar a reducir cualquier complicación importante y hacer la vida más agradable.